¿como lubricar los compresores?


La lubricación es uno de los aspectos más importantes del compresor y por tanto de la instalación.
El tipo de lubricación empleado puede ser de dos formas:
- Engrase por borboteo: El carter contiene una cantidad relativamente grande de aceite que, a través del movimiento alternativo de las bielas, y a veces ayudado por unas paletas o cucharas adheridas a la parte baja de las mismas, se remueve y salpica las partes del cilindro para la lubricación de los pistones y los ejes de estos. El aceite penetra en los cojinetes del cigüeñal y en los de la biela a través de agujeros taladrados, debidamente dispuestos en estos puntos.
- Engrase a presión: El tipo de lubricación empleado es el forzado, mediante una bomba que acciona el propio compresor. Todas las partes que están en movimiento en el compresor deben de ser lubricadas (pistones, cigüeñal, cojinetes de bancada, cojinetes de biela y prensas, etc.). Un ejemplo lo encontramos en esta figura.



El extremo (11) del cigüeñal recibe el movimiento del motor eléctrico; el otro extremo lleva conectada la bomba de aceite (3), que suele ser del tipo de engranajes.
La bomba aspira el aceite del carter a través de un filtro (1) pasa por el enfriador (2), y lo descarga al filtro (4) con derivación a los siguientes elementos.
 A los conductos interiores del cigüeñal para bañar cojinetes de bancada, cojinetes de biela, biela, pistón, y ser impulsado a través de los aros de engrase hacia las camisas (por este orden). Llega también al prensaestopas (10).
 A los dispositivos de regulación de capacidad por electrovalvulas (7).
El aceite retorna al carter y es aspirado nuevamente por la bomba.