consejos para el mantenimiento del aire acondicionado



mantenimiento aire acondicionado
El hecho de mantener o intentar hacer preservar algo con el tiempo ya sea de algún artefacto electrónico o mecánico como es este caso en particular involucra aspectos de cuidado y limpieza, de preservar y no forzar, y por supuesto cuidar y no romper o dañar. Si el dañamos el producto perderemos la garantía del mismo, es decir, si se observa que hay fallos o averías en las máquinas es conveniente llamar a un servicio técnico y que nosotros como usuarios no intentemos arreglar el aparato puesto que las circunstancias pueden ser irreversibles.

Los problemas menores que empiezan a empeorar dentro de un circuito de funcionamiento de un equipo de aire acondicionado comienza con la acumulación de polvo tanto fuera como dentro del equipo, lo que comienza por forzar los mecanismos internos y empezar su desgaste a su vez con el paso desmedido del tiempo. Aspectos económicos dentro de éste tarea difícilmente se ve involucrado ya que solo hace falta herramientas caseras o que se pueden conseguir a muy bajo costo. A no ser por temas de gran importancia, difícilmente un mantenimiento preventivo de un equipo de aire acondicionado se vea ligado a un gasto importante de dinero. Otra de las tareas importantes dentro de los mantenimientos preventivos de aires acondicionados es la etapa de mediciones en general. Esto se realiza con instrumental algo más específico que puede ser de fácil acceso (dependiendo el lugar donde se adquiera), y consta en hacer y llevar un control y realizar un listado de amperajes, voltajes y temperaturas internas y también del medio viendo como reacciona a los distintos impulsos, velocidades y tipos de frío que se entregan. Realizar informes en planillas es una buena opción para mantener el orden y comparar datos mientras el tiempo pasa.
La limpieza de los filtros internos de aire es parte fundamental en tarea preventiva de los aires acondicionados. Utilizando detergentes o jabones líquidos se puede remover muy fácilmente la tierra y polvo depositado en las mallas alivianando la tarea y la cantidad de esfuerzo que debe realizar el equipo de aire acondicionado en caso contrario. La lubricación y chequeo de piezas móviles dentro de los esquemas de funcionamiento de los equipos de aires acondicionados también son parte importante a la hora de realizar mantenimientos preventivos.
Si las paletas que poseen movimiento de un equipo de aire acondicionado Split, por ejemplo crujen o producen ruido es el momento clave para colocar aceite en aerosol, lo mismo que el cuidado para evitar que los tonillos externos de cualquier armazón que se encuentra en la intemperie se oxiden y produzcan pérdida de control sobre el peso total del equipo de aire acondicionado. Dentro de los parámetros normales, podemos asegurar son actividades y tareas que no demandan mucho tiempo, ni mucho menos dinero, muy fáciles de realizar, por lo que es recomendable hacerlas dentro de períodos de tiempos cortos (de aproximadamente 2 semanas de por medio entre cada mantenimiento preventivo de aire acondicionado) y realizar su debido informe de los datos y conclusiones obtenidas.

Consejos como tener ventanas cerradas mientras esta encendido el aire acondicionado, apagar el equipo si no se necesita y mantener los elementos de nuestro equipo fuera de la exposición del sol prolongará un mayor confort y mayor duración de vida de nuestro aparato sin que este se dañe.

Las gamas de mantenimiento preventivo que realizamos a los equipos de aire acondicionado en general son las siguientes. Hacemos hincapié en el tratamiento de aire, cuadros eléctricos donde se ubican las protecciones generales de los equipos, ventiladores, extractores y tuberías de cobre por donde discurre el refrigerante.