la elección del aire acondicionado dependiendo de la zona a usar (zonificación)


la zonificación en el aire acondicionado
El diseño de todos los aparatos destinados a las instalaciones de aire acondicionado debe ser dimensionado para que satisfagan las cargas máximas, tanto en verano como en invierno.
Sin embargo, en muchos casos una instalación de aire acondicionado debe ser proyectada para servir a un conjunto de locales que difieren entre sí, ya sea por su orientación, cargas internas, efecto solar, distintas condiciones de funcionamiento, etc. De esa manera, debe aplicarse en el diseño de los sistemas, el criterio de zonificación que consiste en agrupar en una misma zona de acondicionamiento todos aquellos ambientes cuyas cargas térmicas varíen en forma similar.
Para poder regular las condiciones en cada uno de esos ambientes caracterizados por sus distintas exposiciones o en general por cargas térmicas diferentes que varían de manera diversa a lo largo del día, es necesario subdividir el edificio en zonas de similares características, cada una de las cuales debe ser controlada independientemente de las otras y esta necesidad condiciona el tipo de sistema a adoptar y su proyecto. Los principales factores que provocan las condiciones variables en el funcionamiento de los sistemas de aire acondicionado son los siguientes:
• Radiación solar
• Horarios de uso
• Disipaciones internas
Sistemas unizona: Se trata de sistemas de climatización al servicio de un único local o de una serie de locales cuya demanda térmica varía de igual manera en el tiempo. Sistemas multizona: En este caso el sistema está al servicio de locales cuya carga varía de forma distinta en el tiempo, pero cuyo horario de funcionamiento es el mismo