sistema de aire acondicionado todo en uno, la unidad de ventana

unidad de ventana, aire acondicionado
Éste era el sistema unitario típico, el cual está cayendo en desuso cada vez más por la necesidad de realizar un agujero en la pared principal y así poder instalar el equipo. En la figura se muestra el esquema de un aparato de ventana.
Un aparato de ventana está constituido esencialmente por un compresor hermético, un condensador, un evaporador controlado por un tubo capilar, dos ventiladores (para condensador y evaporador), un panel de control y una envoltura protectora y embellecedora. 
El refrigerante líquido a la salida del condensador fluye a través del tubo capilar hasta el evaporador que cuando la máquina funciona está en depresión. El refrigerante líquido hierve en el evaporador y sustrae el calor de la superficie del mismo. Un ventilador aspira el aire del ambiente a través de un filtro y lo impulsa sobre el evaporador, este aire se enfría y en cierto grado se deshumecta.
El evaporador a baja presión es aspirado del evaporador a través de la línea de aspiración por el compresor, donde es comprimido. En el condensador el gas caliente se licua cediendo calor al aire exterior y el ciclo se repite.
Un termostato regulable actuado por la tª del aire de retorno suele ser el único control del equipo y está montado en el panel de control junto con el interruptor de marcha y parada.
Su colocación es sencilla y se instala en pequeños locales con relativamente bajas cargas térmicas. Las limitaciones que tienen estos equipos:
• El alcance está limitado a locales no muy profundos, en general menos de 5 m.
• No están diseñados para instalarlos con conductos de distribución.
• No tienen alta capacidad de ventilación, porque está destinado a locales con pocas personas, donde no es necesario una renovación grande de aire del local.
• No están fabricados para funcionamiento permanente en el ciclo de refrigeración durante todo el año.
• No cuentan con control de humedad.
El filtrado es de baja eficiencia del tipo lavable.
• Son equipos autocontenidos donde el compresor está incluido en el mismo
equipo por lo que en general no son equipos inaudibles.
El equipo no debe ubicarse de modo que descargue el aire sobre las personas
directamente, contando con lamas para orientar fácilmente la descarga de éste.
Se debe instalar con una leve caída hacia el exterior para que el agua recogida en la
bandeja de condensados, pase a la zona bajo el ventilador para que aprovechando la
evaporación aumente el rendimiento de la unidad condensadora. Esta pendiente también
evita que el agua de lluvia pueda pasar al interior del local.